Web infantil

Chicos contentos es un sitio pensado para los más chiquitos en el que pueden divertirse con juegos gratis, dibujar y pintar, leer cuentos clásicos, mirar dibujitos animados y obtener información de películas y salidas a espectáculos.

Hazte Fan en Facebook

Hazte Fan en Facebook

Y manténte informado de las últimas novedades de la página.

Juegos de Ben 10

Juegos de Ben 10

Juegos de Bob Esponja

Juegos de Bob Esponja

Juegos para nenas

Juegos para nenas

Juegos para pintar

Juegos para pintar

Nuestras páginas amigas

Haz click y visítalas!

Canciones de Maria Elena Walsh

Canción de tomar el té

Twist del mono liso

Estamos invitados a tomar el té.
La tetera es de porcelana
pero no se ve,
yo no sé por qué.
La leche tiene frío
y la abrigaré,
le pondré un sobretodo mío
largo hasta los pies,
yo no sé por qué.
Cuidado cuando beban,
se les va a caer
la nariz dentro de la taza
y eso no esta bien,
yo no sé por qué.
Detrás de una tostada
se escondió la miel,
la manteca muy enojada
la retó en inglés,
yo no sé por qué.
Mañana se lo llevan preso
a un coronel
por pinchar a la mermelada
con un alfiler,
yo no sé por qué.
Parece que el azúcar
siempre negra fue
y de un susto se puso blanca
tal como la ven,
yo no sé por qué.
Un plato timorato
se casó anteayer.
A su esposa la cafetera
la trata de usted,
yo no sé por qué.
Los pobres coladores
tienen mucha sed
porque el agua se les escapa
cada dos por tres,
yo no sé por qué.
¿Saben saben lo que hizo
el famoso Mono Liso?
A la orilla de una zanja
cazó viva una naranja.
¡Qué coraje, qué valor!
Aunque se olvidó el cuchillo
en el dulce de membrillo
la cazó con tenedor.

La naranja se pasea
de la sala al comedor.
No me tires con cuchillo
tírame con tenedor.

A la hora de la cena
la naranja le dio pena
fue tan bueno el Mono Liso
que de postre no la quiso.
El valiente cazador
ordenó a su comitiva
que se la guardaran viva
en el refrigerador.
La naranja se pasea
de la sala al comedor.
No me tires con cuchillo
tírame con tenedor.
Mono Liso en la cocina
con una paciencia china
la domaba día a día,
la naranja no aprendía.

Mono Liso con rigor
al fin la empujó un poquito
y dio su primer pasito
la naranja sin error
La naranja se pasea
de la sala al comedor.
No me tires con cuchillo
tírame con tenedor.

La tortuga Manuelita

Canción del Jacarandá

Manuelita vivía en Pehuajo
pero un día se marchó.
Nadie supo bien por qué
a París ella se fue
un poquito caminando
y otro poquitito a pie.

Manuelita, Manuelita,
Manuelita dónde vas
con tu traje de malaquita
y tu paso tan audaz.

Manuelita una vez se enamoró
de un tortugo que pasó.
Dijo: ¿Qué podré yo hacer?
Vieja no me va a querer.
En Europa y con paciencia
me podrán embellecer.

En la tintorería de París
la pintaron con barniz.
La plancharon en francés
del derecho y del revés.
Le pusieron peluquita
y botines en los pies.

Tantos años tardó
en cruzar el mar
que allí se volvió a arrugar
y por eso regresó
vieja como se marchó
a buscar a su tortugo
que la espera en Pehuajo

Al este y al oeste,
Llueve y lloverá
Una flor y otra flor celeste
Del jacarandá
Una flor y otra flor celeste
Del jacarandá

La vieja está en la cueva
Pero ya saldrá
Para ver que bonito nieva
El jacarandá
Para ver que bonito nieva
El jacarandá

Se ríen las ardillas;
Ja, jara, ja,ja
Porque el viento le hace cosquillas
Al jacarandá
Porque el viento le hace cosquillas
Al jacarandá

El cielo en la vereda
Dibujado está
Con espuma y papel de seda
Del jacarandá
El viento como un brujo
Vino por acá
Con su cola barrió el dibujo
Del jacarandá

Si pasas por la escuela,
Los chicos, quizás,
Se pondrán una escarapela,
Del jacarandá
Se pondrán una escarapela,
Del jacarandá

Al este y al oeste,
Llueve y lloverá
Una flor y otra flor celeste
Del jacarandá
Una flor y otra flor celeste
Del jacarandá
Al este y al oeste,
Llueve y lloverá.

Canción de la Vacuna

El show del Perro Salchicha

Había una vez un bru, un brujito en
Gulubú
a toda la población
embrujaba sin ton ni son.

Pero un día llegó el Doctorrrr
manejando un cuatrimotorrrr
¿Y saben lo que pasó?

¿No?
Todas las brujerías
del brujito de Gulubú
se curaron con la vacú
con la vacunaluna lunalú.

La vaca de Gulubú
no podía decir ni mú.
El brujito la embrujó
y la vaca se enmudeció.

Pero entonces llegó el Doctorrrr
manejando un cuatrimotorrrr
¿Y saben lo que pasó?

¿No?
Todas las brujerías
del brujito de Gulubú
se curaron con la vacú
con la vacuna
luna luna
lú.

Los chicos eran todos muy bu,
burros todos en Gulubú.
Se olvidaban la lecció
no sufrían de sarampión.

Pero un día llegó el Doctorrrr
manejando un cuatrimotorrrr
¿Y saben lo que pasó?

¿No?
Todas las brujerías
del brujito de Gulubú
se curaron con la vacú
con la vacuna
luna luna
lú.

Ha sido el brujito el ú,
uno y único en Gulubú
que lloró, pateó y mordió
cuando el médico lo pinchó.

Y después se marchó el Doctorrrr
manejando un cuatrimotorrrr
¿Y saben lo que pasó?

¿No?
Todas las brujerías
del brujito de Gulubú
se curaron con la vacú
con la vacuna
luna luna
lú.

Perro Salchicha, gordo bachicha,
toma solcito a la orilla del mar.
Tiene sombrero de marinero
y en vez de traje se puso collar.

Perro Salchicha, gordo bachicha,
toma solcito a la orilla del mar.
Tiene sombrero de marinero
y en vez de traje se puso collar.

Una gaviota medio marmota,
bizca y con cara de preocupación
viene planeando, mira buscando
el desayuno para su pichón.

Pronto aterriza porque divisa
un bicho gordo como un salchichón.
Dice “qué rico” y abriendo el pico
pesca al perrito como un camarón.

Perro salchicha con calma chicha
en helicóptero cree volar.
La pajarraca, cómo lo hamaca
entre las nubes y arriba del mar.

Así lo lleva hasta la cueva
donde el pichón se cansó de esperar.
Pone en el plato liebre por gato,
cosa que a todos nos puede pasar.

El pichón pía con energía,
dice: –Mamá, te ha fallado el radar;
el desayuno es muy perruno,
cuando lo pico se pone a ladrar.

Doña Gaviota va y se alborota,
Perro Salchicha un mordisco le da.
En la pelea, qué cosa fea,
vuelan las plumas de aquí para allá.

Doña Gaviota: ojo en compota.
Perro Salchicha con más de un chichón.
Así termina la tremolina,
espero que servirá de lección:

El que se vaya para la playa
que desconfíe de un viaje en avión,
y sobre todo haga de modo
que no lo tomen por un camarón.

La calle del gato que pesca

El señor Juan Sebastían

Peligroso es
andar por la ca
la calle del ga
del gato que pes
que pesca y después
se esconde y escapa pa pa pa.

Lo ves o no lo ves al gato que pes
allí, allí sentado en su ventani.

A la gente que
pasa distrai
el gato bandi
con caña y anzue
les pesca el sombre
sombrero y el moño ño ño ño.

Lo ves o no lo ves al gato que pes
allí, allí sentado en su ventani.

El gato francés
con tanto sombre
nadie sabe qué
qué hace después
y el asunto es
es que se disfraza za za za.

Lo ves o no lo ves al gato que pes
allí, allí sentado en su ventani.

Pero el gato un di
salió disfraza
con gorra de la
de la polici
disfrazado así
dio una caminata ta ta ta.

Lo ves o no lo ves al gato que pes
allí, allí sentado en su ventani.

Así disfraza
oyó la denun
cia de un transeun
contra un gato ma
porque le ha roba
robado el bonete te te te.

Lo ves o no lo ves al gato que pes
allí, allí sentado en su ventani.

El gato no pue
decirle soy yo
confundido no
tiene más reme
que llevarse pre
preso al calabozo zo zo zo.

Lo ves o no lo ves al gato que pes
allí, allí sentado en su ventani.


No son los ángeles que cantan
no son los pájaros ni el mar
es un señor lleno de cielo
el señor Juan Sebastián

Hace muchísimos inviernos
que lloriqueando en alemán
nació entre fusas y corcheas
el señor Juan Sebastián

Era chiquito y las canciones
que le enseñaba su papá
las repetía para siempre
el señor Juan Sebastián

Era gordito y con peluca
indispensable como el pan
y cascarrabias a menudo
el señor Juan Sebastián

Soñando en órgano y en clave
a su país angelical
llevaba a príncipes y a pobres
el señor Juan Sebastián

Está contándonos un cuento
que no terminará jamás
dios le dictaba el argumento
al señor Juan Sebastián

La Reina Batata

Chacarera de los Gatos

Estaba la Reina Batata
sentada en un plato de plata,
el cocinero la miró
y la reina se abatató.

La reina temblaba de miedo,
el cocinero con el dedo,
que no que sí, que sí que no…
de malhumor la amenazó.

Pensaba la Reina Batata:
“Ahora me pincha y me mata”
y el cocinero murmuró:
“Con ésta sí me quedo yo”.

La reina vio por el rabillo
que estaba afilando el cuchillo
y tanto tanto se asustó
que rodó al suelo y se escondió.

Entonces llegó de la plaza
la nena menor de la casa,
cuando buscaba su yoyó
en un rincón la descubrió.

La nena en un trono de lata
la puso a la Reina Batata
colita verde le brotó…

Tres morrongos elegantes
De bastón galera y guantes,
Dando muchas volteretas
Prepararon sus maletas

Miau, miau, miau, miau,
Michi michi miau.

Toda la ratonería

Preguntó con picardía:

- “Michifuces, dónde van?”
- “Nos vamos a Tucumán.”

Miau, miau, miau, miau,
Michi michi miau.

Pues les han pasado el dato
Que hay concursos para gato,
Los tres michis allá van
En tranvía a Tucumán.

Con cautela muy gatuna
Cruzan la Mate de Luna,
Y se tiran de cabeza
Al Concurso de Belleza.

Mas como el concurso era
Para Gato… y Chacarera,
Los echaron del salón
Sin ninguna explicación.

Miau, miau, miau, miau,
Michi michi miau.

Volvieron poco después
Las galeras al revés,
Con abrojos en el pelo
Y las colas por el suelo.

Miau, miau, miau, miau,

Michi michi miau.

Le maullaron la verdad
A toda la vecindad:
- “Tucumán es feo y triste
porque el gato allá no existe.”

Los ratones escucharon
Y en seguida se marcharon.
Los ratones allá van
En tranvía a Tucumán.

Warning: Unknown: open(/home/romina/tmp/sess_kkq1mnvn3istcub1nbgmp0fj36, O_RDWR) failed: Permission denied (13) in Unknown on line 0 Warning: Unknown: Failed to write session data (files). Please verify that the current setting of session.save_path is correct (/home/romina/tmp) in Unknown on line 0